jueves, 12 de septiembre de 2013

Barrio Nuevo Barrio Tricolor

En Sucre, parroquia Lagunillas sector Caces estado Mérida.
Comunidad de  Resistencia Indígena
Fotos Mary Ysabel Maldonado

















 Diputado Guido Ochoa
 Arón Varela alcalde de Sucre
 Juan Carlos Velezque de la mesa de gobierno en el estado Mérida

 Jonny Zambrano















 Ana Yibi Comunidad Mucumbu pueblo Viejo

 Ocatvio Rangel Comunidad Guasabara
“La nación de las Lagunillas se subdividían en las subtribus llamadas Cacés, Mucuinamos, Tibicuayes, Maculares, Mucusumpús, etc.”. “… la mayor parte de las tribus del estado Mérida, hablaban una lengua matriz, subdividida en dialectos tan parecidos que se entendían los indios unos con otros”. (Salas. Pág. 24). No poseían lenguaje escrito.
Los indios eran “… pequeños, anchos de busto, de color oscuro y llevaban barba y bigotes poblados, por lo que los españoles los llamaban barbudos”.  (Villamizar. Pág. 26). Esto, referido a la fisionomía de nuestros aborígenes.
Las tribus que habitaron el territorio que actualmente ocupa Lagunillas se distinguían por dos razones relacionadas con su hábitat “… la tierra seca que necesita ser irrigada y la presencia de un elemento natural: el urao, extraído de la laguna, elemento de la mayor importancia para los naturales por cuanto será usado como moneda, como sal en la comida y que entrará en la composición del chimó…”. (Rojas. Pág. 11).
“El indio quinaró (de Lagunillas) es de un color más oscuro, pudiera decirse que es negro, de labios más bien finos, de vientre desarrollado, grueso de cuerpo y miembros delgados”. (Rojas. Pág.  20).
“Muchos grupos y familias se refugiaron en efecto en los cerros a la llegada de los españoles, y a partir de entonces sólo vivieron abajo los indios encomendados…“ (Clarac. Pág. 23).
Se concluye que nuestros indígenas no poseían lenguaje escrito, se comunicaban oralmente. ¡Lástima que ningún español o merideño haya recopilado de forma sistemática, traducido al Español, la lengua y los dialectos de nuestros indígenas. A principios del siglo pasado aún se hablaban  algunos, conservados en los  indígenas sobrevivientes, pero al morir el último de ellos esta posibilidad se perdió para siempre…

-Sanoja y Suescum. (Clasificación de tierras con fines agrícolas y conservacionistas. (Margen derecha de la cuenca media-inferior del río Chama. Sector Chiguará – La Trampa – Lagunillas. Estado Mérida. ULA. Facultad de Ciencias Forestales. Escuela de Geografía – Mérida – Venezuela. 1989.
-Parada Soto, Ana Isabel. [ Pueblos de Indios de la Provincia de Mérida: Su evolución (1558-1657) Trabajo de Ascenso. ULA. Facultad de Humanidades y Educación. Escuela de Letras. Departamento de Historia del Arte. Mérida. Venezuela. 1992].
-Giordano Palermo, Juan Antonio. [Historia de la Diócesis de Mérida (1778-1873). Imprenta Oficial del Ejecutivo del Estado Mérida. Mérida 1983].
-Salas, Julio César . [Etnografía de Venezuela. (Estados Mérida, Trujillo y Táchira). Los Aborígenes de la Cordillera de Los Andes. ULA. Mérida. 1997]
-Villamizar, Julio. (La fundación de Santiago de Las Lagunillas. Publicación del Concejo Municipal del Distrito Sucre. Lagunillas. Estado Mérida. 1983).
-Rojas, José de La Cruz.  (Lagunillas en cinco crónicas. Lagunillas. Venezuela. 1978).
-Clarac, Jacqueline. [Dioses en exilio. (Representaciones y prácticas simbólicas en la Cordillera de Mérida. Ensayo Antropológico). Colección Rescate 2 (FUNDARTE). Editorial Arte. Caracas. Venezuela 1981].
Fuente:  http://latrampademerida.wordpress.com/2009/07/16/algo-de-nuestros-aborigenes/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada